Hay diferentes modos para comunicar con los compradores en la comunidad de bragas usadas. Por ser un espacio travieso es posible que tengas problemas con la comunicación y relacionarte con los clientes. Puedes usar diferentes técnicas según tu humor y personalidad, para siempre tener unas conversaciones placenteras y negociaciones exitosas con tus clientes. Cada vendedora puede aprender a comunicar de tal modo que los clientes estén felices y tu estés cómoda con las cosas que discutes.

Piensa en los consejos siguientes y aprende cómo interactuar con los clientes de bragas sucias.

Decir la verdad
Si eres una persona que no tiene problemas con discutir sinceramente los tópicos traviesos, eso es una técnica muy buena. Los hombres adoran las mujeres sinceras y es más fácil para ellos que confíen en ti. Chateando sobre varios temas sucios vas a descubrir muchas cosas sobre ti y hacer que la otra persona goce mucho con tus mensajes. Es una actitud muy amigable que inspira a los clientes que chateen contigo a menudo y consideren tus ofertas de bragas usadas seriamente. Trata de tener la mente abierta y discute sinceramente todo lo que pasa por tu cabeza. Es algo que los compradores van a notar y apreciar.

Abstener de dar detalles
En caso que tienes dificultades con ser sincera y hablar sobre tus experiencias traviesas, es mejor que abstengas de dar detalles y discutirlas mucho. Así demuestras que no estás preparada para hacer unas cosas tan sucias y eres una mujer sincera que no quiere mentir. Sería mucho más util que te comportes de modo natural y no te inquietes de rechazar a chatear sobre tópicos traviesos. El comprador de bragas usadas va a comprenderte y estar consciente de tus miedos durante que chatea contigo. De este modo se pueden evadir muchos momentos raros que podrían tener lugar en la interacción.

Enfocarse en sus mensajes
Los mensajes de los clientes de bragas sucias importan y dedicando tiempo para escucharles y responderles de la manera apropiada, ellos van a impresionarse contigo. Hay compradores que no tienen miedo de compartir y hablar cosas sucias, así que siendo más pasiva y escuchándoles, puedes evadir hablar sobre tus deseos íntimos. Es otra manera para establecer una relación con el cliente y conocer uno al otro, usando la creatividad y el espíritu excitado del comprador. Goza con estos momentos de interacción apasionada y aprende los secretos del atractivo femenino.